Cómo ayudar a una persona con ansiedad a distancia

Picture of Dra. Lourdes Tomás

En un mundo en donde las relaciones con otras personas se da cada vez más seguido a través de una pantalla (¡incluso cuando esas personas viven en la misma ciudad!), nos toca aprender maneras de relacionarnos con ellas y demostrar empatía en estas condiciones.

Esto incluye también aprender cómo ayudar a una persona con ansiedad a distancia

  • ¿Qué hacer si un ser querido nos llama en medio de un momento de ansiedad, pero vive en otra ciudad u otro país?
  • ¿O si recibimos un mensaje pidiendo ayuda y no podemos ir junto a esa persona para calmarla en ese momento?

En este artículo vamos a explorar 8 maneras de calmar a una persona con ansiedad a la distancia que te pueden hacer sentir un poco más cerca de ella, sin importar los kilómetros que las separen. 

👉 8 consejos sobre cómo calmar a una persona con ansiedad a distancia

Si bien he desarrollado ya un artículo sobre cómo ayudar a una persona con ansiedad, cuando hablamos de una relación a distancia ―ya sea con un familiar, un amigo o incluso una relación romántica, o una distancia permanente o temporal― hay ciertas particularidades que debemos contemplar. 

No podemos hacer uso de recursos naturales como un abrazo reconfortante, o simplemente sentarnos al lado de esa persona para hacerle sentir que estamos ahí. 

¡Pero eso no quiere decir que sea imposible ayudar!

Veamos 8 maneras en las que sí podemos hacerlo:

1. Demostrar comprensión y apoyo emocional

Cuando alguien está lidiando con ansiedad y lo comparte con otras personas, es porque está buscando comprensión y apoyo.

Así que si alguien ha recurrido a ti con este problema, intenta comprenderla y apoyarla, aun si no te encuentras a su lado.

Algunas maneras efectivas de hacerlo a la distancia son:

  • Practicando la escucha activa: ya sea a través de una llamada, una videollamada o un mensaje, presta atención a lo que la persona te está comunicando. 
  • Validando sus sentimientos: hazle saber que lo que está sintiendo es válido, que no es algo “raro” ni inusual. Si se trata de una persona particularmente racional o que se siente incómoda con las emociones en general, puedes intentar racionalizarlo explicando que la ansiedad es una emoción normal y natural en el ser humano (en este artículo sobre cómo calmar la ansiedad profundizo más en detalle sobre eso). 
  • Ofreciendo apoyo incondicional: a veces, cuando sentimos ansiedad, nos olvidamos de cosas “obvias” como que podemos contar con ciertas personas en nuestras vidas. Así que aprovecha la ocasión para recordar a tu ser querido que estás ahí independientemente de la distancia física que exista. 

Y, por supuesto, haz uso del único recurso que tienes a tu alcance a la distancia: la comunicación. 

2. Fomentar la comunicación abierta y empática

Cuando estás intentando ayudar a una persona con ansiedad a distancia, la comunicación abierta es aún más importante. 

Para fomentarla, haz preguntas abiertas para entender mejor cómo se siente y qué está experimentando. Es decir, evita las preguntas cerradas que solo requieren respuestas simples de «sí» o «no».

Por ejemplo, en lugar de preguntar «¿Te sientes mejor?», podrías preguntar «¿Cómo te estás sintiendo hoy?». 

Otros ejemplos de preguntas abiertas que podrías utilizar:

  • ¿Qué es lo que más te preocupa en este momento?
  • ¿Qué te ayudaría a sentirte mejor en esta situación?
  • ¿Cómo puedo apoyarte mejor desde la distancia?

Al fomentar la comunicación abierta y empática, estás creando un espacio seguro para que la persona exprese sus sentimientos y preocupaciones sin sentirse juzgada. 

3. Estimular la expresión escrita de sentimientos

Algo que puede resultar positivo de ayudar a una persona con ansiedad a distancia, es que puede servir como “excusa” para invitarla a expresar por escrito sus sentimientos

Según un estudio reciente, más del 30% de las consultas en medicina general son total o parcialmente por problemas psicológicos y potencialmente susceptibles de tratarse con terapia de escritura.

¡Así que aprovecha la ocasión para invitarla a escribir! 

Puede ser mediante una actividad compartida contigo (enviándote mensajes o correos electrónicos), o en privado (con diarios de emociones para sí misma, etc.)

4. Incentivar la realización conjunta de actividades relajantes

Existen maneras creativas de realizar actividades en conjunto incluso a la distancia. ¡Y esto incluye actividades relajantes para calmar la ansiedad!

Por ejemplo:

  • Sesiones virtuales de relajación (yoga, meditación, ejercicios de respiración, etc.)
  • Compartir playlists de música relajante.
  • Practicar la gratitud en conjunto estableciendo un momento del día para compartir cosas por las que se sienten agradecidas.
  • Turnarse para guiar ejercicios de visualización a través de llamadas o videoconferencias.

En este artículo puedes encontrar más técnicas de relajación para la ansiedad que puedes adaptar para realizar con tu ser querido a distancia.

5. Proporcionar recursos educativos sobre ansiedad

Entender la ansiedad, por qué la sentimos y cómo gestionarla nos empodera. 

Si tienes a un ser querido que sufre de ansiedad, ayudarlo a educarse sobre este tema lo capacita para que no solo comprenda lo que le está pasando, sino para que tome medidas proactivas para gestionarlo de manera efectiva.

Para eso, puedes apoyarte y enviarle alguno de estos artículos (dependiendo de cuál creas que le puede servir más):

  • Si es una persona que no para nunca y está constantemente en movimiento, quizás tenga ansiedad funcional.
  • Si experimenta ansiedad en momentos concretos y puntuales, tal vez se trate de ansiedad reactiva.
  • Si siente ansiedad todos los días hace ya un tiempo, quizás tenga ansiedad crónica

También puedes enviarle recursos para combatir síntomas concretos de la ansiedad, por ejemplo:

Y, si quieres ir un poco más allá, ¡invítale a descargarse mi masterclass gratuita! En ella, encontrará 2 estrategias probadas que utilizo con mis pacientes (incluso en consultas a distancia) para gestionar mejor la ansiedad.

6. Discutir la relevancia de hábitos saludables y descanso adecuado

Cuando estás intentando ayudar a una persona con ansiedad a distancia, también es importante fijarte un poco más allá y analizar cómo se encuentra en general.

La ansiedad tiene mucho que ver con las hormonas y con nuestra salud física, así que los hábitos de la persona que tiene ansiedad son un factor importantísimo en la ecuación. 

Pregúntale cómo se encuentra, si hace ejercicio de forma regular, cómo se está alimentando y si está descansando de manera adecuada.

Si ves que tu ser querido podría beneficiarse de algunos consejos para fomentar hábitos saludables de manera fácil y práctica, puedes compartirle mi libro “La salud, tu mejor talento”

7. Sugerir el uso de remedios naturales como infusiones

Otro de los consejos que puedes dar cuando intentas calmar a una persona con ansiedad a la distancia es intentar curar la ansiedad sin medicamentos.

Es decir, utilizando remedios naturales, como aromaterapia o infusiones con hierbas que se han utilizando de forma tradicional para calmar la ansiedad. Por ejemplo:

  • Manzanilla.
  • Lavanda.
  • Valeriana. 

Si no tienes mucho conocimiento sobre remedios naturales para la ansiedad, ¡puede ser una buena oportunidad para explorar e informarse juntas! 

Y, por qué no, compartir una tacita de infusión a la distancia. 

8. Orientar hacia la asistencia psicológica profesional

Como ves, hay muchas maneras de calmar a una persona con ansiedad a distancia.

Pero por supuesto, existen limitaciones.

Si ves que tu ser querido necesita ayuda profesional, puedes ayudarle de la siguiente manera:

  • Normalizando la búsqueda de ayuda profesional.
  • Ayudándole a buscar información sobre terapia en línea o en su localidad.
  • Acompañando a distancia en el proceso de contactar a un profesional, recordándole sobre su cita, etc.

Buscar ayuda de un profesional de la salud mental es un paso valiente y positivo, pero para muchas personas no es fácil. Es por eso que tu apoyo puede resultar fundamental a la hora de que esta persona con ansiedad pueda encontrar la ayuda que necesita para sentirse mejor. 

👉 Lo más importante para ayudar a una persona con ansiedad a distancia

No quiero terminar este artículo sin enfatizar en lo más importante: la empatía.

La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo, ¡la tenemos todos los seres humanos! Pero la manera de gestionarla es 100% individual y única para cada persona

Así que lo mejor que puedes hacer es cultivar la empatía y, aunque no entiendas todo lo que la persona con ansiedad te está contando, solo créele. Sus sentimientos son tan válidos como los tuyos, aunque sean diferentes.

Y, si quieres hacerle un regalo (¡que no te costará nada!), puedes invitarle a descargar mi masterclass gratuita “De la Ansiedad a la Calma” para que acceda de inmediato a 2 estrategias que le resultarán muy útiles para calmar la ansiedad. 

Facebook
Twitter
LinkedIn

- Masterclass gratuita 30 minutos -

De la ANSIEDAD a la CALMA

El método (respaldado por la medicina) para recuperar la tranquilidad y la paz mental, no sólo en el día a día, sino también en momentos de crisis