10 causas de la ansiedad

Picture of Dra. Lourdes Tomás

Por más que el término “ansiedad” se hace cada vez más común, no todas las personas tienen claro qué es exactamente lo que la causa. 

  • ¿Qué desencadena este torbellino de pensamientos y emociones? 
  • ¿Qué factores empeoran estos síntomas ya de por sí tan angustiantes?

Y lo más importante: 

¿Cómo podemos enfrentarnos a sus embates y recuperar la calma interior?

Al comprender las causas subyacentes de la ansiedad, podemos desarrollar estrategias efectivas para enfrentarla y recuperar el control sobre nuestras vidas.

En este artículo, exploraremos las causas más comunes de la ansiedad, y veremos distintas herramientas para contrarrestar los factores que la empeoran.

¡Empecemos!

👉 ¿Qué produce la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo a situaciones percibidas como amenazantes o estresantes. 

Es decir, que no es mala en sí misma. Sin embargo, cuando esta respuesta se vuelve persistente o abrumadora, sí que puede tener efectos negativos en nuestro bienestar, tanto físico como emocional.

Pero… ¿de dónde sale esta ansiedad?

La ansiedad, si la analizamos más allá de sus síntomas, es una respuesta a un miedo.  

Estos miedos pueden ser conscientes o subconscientes, y pueden ser de diversa índole, por ejemplo: 

  • Miedo a que te despidan y no tengas ingresos suficientes (puede generar ansiedad en el trabajo).
  • Miedo a conducir un coche porque has tenido un accidente anteriormente (ansiedad reactiva). 
  • O incluso el miedo a dejar de existir. 

Ya sea que experimentes ansiedad de forma ocasional, o que tengas ansiedad todos los días, es importante que explores y analices cuáles son los miedos subyacentes que le dan origen a tu ansiedad, y que entiendas qué factores debes evitar para no empeorarla.  

👉 Listado de cosas que empeoran la ansiedad

Durante un episodio de ansiedad, el cuerpo comienza a segregar varias hormonas, preparando al cuerpo para la respuesta de lucha o huida.

  • La adrenalina prepara al cuerpo para la acción inmediata, aumentando la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la energía disponible. 
  • El cortisol, conocido como la «hormona del estrés», aumenta los niveles de azúcar en la sangre y suprime funciones no esenciales como la digestión y el sistema inmunológico. 

En esta situación particular, es natural que ciertos factores externos o internos puedan empeorar la ansiedad, exacerbando sus síntomas y haciendo que la situación se sienta aún más abrumadora. 

Estos son los 10 más comunes:

1. Estrés acumulado y prolongado

Como vimos, la ansiedad es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones que considera estresantes o amenazantes.

Si vivimos en un estado de estrés constante, esta respuesta permanece y puede hacerse crónica. 

Por otro lado, cuando nuestro cuerpo y nuestra mente están en permanente estado de alerta debido al estrés, se generan una serie de reacciones en cadena que van más allá de solo la ansiedad:

  • Los niveles elevados de cortisol pueden suprimir el sistema inmunológico, aumentar la presión arterial y contribuir a la inflamación. Todo esto aumenta el riesgo de problemas como enfermedades cardíacas, diabetes y trastornos autoinmunes.
  • A nivel mental, el estrés crónico puede afectar el funcionamiento del cerebro, en especial las áreas relacionadas con la memoria, el aprendizaje y la toma de decisiones. 

Es por eso que es tan importante reconocer los signos de estrés acumulado y tomar medidas para reducirlo. 

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Una vez que has reconocido que estás experimentando estrés constante, puedes tomar medidas para reducirlo, como:Establecer límites claros en cuanto al trabajo y las responsabilidades.Practicar técnicas de relajación para la ansiedad.Dedicar tiempo a actividades que disfrutas y te reconfortan. 

2. Situaciones de alta carga emocional

Las situaciones de alta carga emocional pueden desencadenar o exacerbar los síntomas de ansiedad. 

Estas situaciones pueden incluir:

  • La pérdida de un ser querido.
  • Conflictos laborales o familiares.
  • Problemas en relaciones interpersonales.
  • Cambios importantes (como una mudanza).

¡Y no solo hablamos de situaciones emocionales negativas! Algo tan bello como la venida de un bebé puede generar ansiedad en el embarazo, por las emociones que conlleva.

Y es que si miras un poco más allá, todas estas situaciones traen arraigadas un miedo (miedo a perder a alguien, miedo a la inestabilidad económica, miedo a no ser buena madre, etc.), y este miedo da origen a la ansiedad. 

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Para manejar la ansiedad relacionada con situaciones de alta carga emocional, es importante aprender estrategias efectivas de afrontamiento, como la gestión del estrés, la comunicación asertiva, y el establecimiento de límites saludables en las relaciones.En mi masterclass gratuita, te comparto 2 estrategias específicas que te pueden ayudar:“De la ansiedad a la calma:2 estrategias prácticas para recuperar la calma”ACCESO GRATUITO

3. Hipocondría y miedos frecuentes

La hipocondría se caracteriza por una preocupación excesiva por la salud y la interpretación exagerada de síntomas físicos normales como si fueran signos de una enfermedad. 

Este miedo constante a enfermar puede desencadenar respuestas de ansiedad, ya sea por el impulso de evitar situaciones que puedan causar una enfermedad, o al interpretar incorrectamente sensaciones físicas normales como signos de enfermedad. 

Esto, a su vez, puede derivar en síntomas físicos relacionados con el estrés y la ansiedad, como palpitaciones, dolor en el pecho, dificultad para respirar e insomnio por ansiedad

Y así, de nuevo, nos encontramos ante otro círculo vicioso en el que estos síntomas de ansiedad pueden llegar a empeorar la hipocondría y los miedos recurrentes a la enfermedad. 

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Aquí es importante cortar con este círculo interminable de miedo-síntoma-miedo.Y, si bien es posible curar la ansiedad sin medicamentos, para abordar la ansiedad relacionada con la hipocondría y los miedos frecuentes, es recomendable buscar ayuda profesional. La terapia cognitivo-conductual (TCC) ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de la hipocondría al ayudar a las personas a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos y catastróficos sobre la salud. 

4. Desorganización y falta de rutina

¿Cómo es que el desorden puede empeorar la ansiedad?

Pues sí, ya que cuando una persona experimenta desorganización en su vida cotidiana ―ya sea en el trabajo, en el hogar o en sus actividades diarias― puede sentirse abrumada por la cantidad de tareas pendientes y la sensación de caos.

Y aquí hablamos de un desorden tanto interno, como externo.

Una casa desordenada a tal punto en que se vuelve inhabitable o insegura, también genera una carga emocional en las personas que viven allí. 

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Para abordar la ansiedad relacionada con la desorganización y la falta de rutina, es importante establecer hábitos y estructuras que proporcionen estabilidad y predictibilidad en la vida diaria. Por ejemplo:Crear horarios regulares para el trabajo, el descanso y las actividades recreativas.Implementar estrategias de organización.Si quieres conocer qué rutinas pueden ayudarte a salir del círculo de la ansiedad, te recomiendo darle una mirada a mi libro “La salud, tu mejor talento”

5. Adicciones y sus efectos en la ansiedad

El abuso de sustancias (ya sea alcohol, drogas, tabaco) o los comportamientos adictivos (al juego, la comida, etc.) pueden alterar el equilibrio químico del cerebro.

Además del efecto directo que tienen estas sustancias en la química del cuerpo, las adicciones conllevan también distintos efectos adversos en otros aspectos de la vida de una persona, como:

  • Las relaciones interpersonales.
  • El desempeño laboral.
  • El crecimiento personal.

Todo ello puede desencadenar sentimientos de culpa, vergüenza y desesperanza, contribuyendo a una espiral descendente en la salud mental de la persona (que incluye, por supuesto, ansiedad). 

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Para abordar la ansiedad relacionada con las adicciones, es fundamental buscar ayuda profesional y participar en programas de tratamiento especializados en la rehabilitación de adicciones. Además, es importante desarrollar habilidades de afrontamiento saludables y encontrar alternativas positivas para lidiar con el estrés, como las que te explico en este artículo sobre cómo calmar la ansiedad

6. Red social insatisfactoria y aislamiento

La calidad de nuestras relaciones sociales juega un papel fundamental en nuestra salud mental.

Si las relaciones sociales que tenemos son insatisfactorias o nos sentimos aislados, activamos un “botón” primitivo en nuestro cerebro que nos indica “peligro”.

Y es que a lo largo de nuestra evolución, nuestra supervivencia como especie dependía de las tribus: del trabajo en conjunto con otros miembros de la sociedad para poder alimentarse y protegerse de las amenazas. Un individuo en solitario estaba destinado a morir, mientras que el que permanecía en la comunidad, tenía más chances de sobrevivir. 

Hoy en día, el aislamiento social toma otras formas, como puede ser: 

  • La falta de contacto con otras personas debido al auge del trabajo remoto.
  • La falta de redes de apoyo de calidad.
  • La presencia de conflictos interpersonales con las personas que nos rodean. 

Nuestro cerebro, programado como está, interpreta estas situaciones de inadecuación o aislamiento social como un factor de peligro que produce la ansiedad.

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Para abordar la ansiedad relacionada con la falta de apoyo social y el aislamiento, es importante trabajar en el fortalecimiento de nuestras relaciones sociales y en la construcción de redes de apoyo sólidas.Una manera sencilla de crear relaciones con personas que comparten nuestros mismos intereses es apuntarse a una clase o taller sobre un tema que te guste. ¿Que siempre quisiste aprender pintura? ¡Pruébalo! ¿O te fascina leer? Prueba unirte a un grupo de lectura. 🙂 

7. Estilo de vida sedentario y poco saludable

La falta de actividad física regular y una dieta poco saludable pueden afectar la química del cerebro y el equilibrio hormonal y, como ya te imaginarás, esto no contribuye a mejorar los síntomas de ansiedad. 

Todo lo contrario, son cosas que empeoran la ansiedad.

Pero así como los síntomas empeoran por la falta de ejercicio físico o por una mala nutrición, ¡mejoran mucho cuando sí te ocupas de ello!

  • El ejercicio físico regular no solo ayuda a reducir los niveles de estrés, mejorar el estado de ánimo y promover la liberación de endorfinas (conocidas como las «hormonas de la felicidad»), sino que también contribuye a regular los niveles de cortisol y mejorar la calidad del sueño. 
  • Por otro lado, una dieta saludable, sobre todo libre de estimulantes que pueden provocar síntomas de ansiedad, contribuye a un mayor equilibrio hormonal y, por tanto, una mejor capacidad para gestionar síntomas de estrés y ansiedad.
⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Lograrás disminuir y mantener bajo control muchos de los síntomas de la ansiedad llevando un estilo de vida más saludable, incluyendo:Una dieta equilibrada y rica en alimentos nutritivos.Una rutina de sueño que te permita descansar de manera adecuada.Una rutina de ejercicios regular (de al menos 30 minutos) haciendo lo que más te guste.En mi libro “La salud, tu mejor talento” te detallo todos los hábitos simples que puedes empezar a incorporar hoy mismo para retomar el control sobre tu salud y tu bienestar. 

8. Predisposición biológica a la ansiedad

Si bien la ansiedad es muy común, todavía no se ha esclarecido todo acerca de sus orígenes. 

Algunos estudios están explorando factores de predisposición biológica a la ansiedad, atendiendo a los aspectos neuroanatómicos y neurofuncionales de las personas.

Por ejemplo, un estudio reciente comprobó que algunas personas que presentaban ansiedad compartían una característica en común: una variante corta del gen de la proteína encargada de transportar serotonina.

Por el contrario, las personas que tenían la secuencia larga de este gen, respondían de una manera más equilibrada a situaciones de estrés.

Recuerda que la serotonina es la “hormona de la felicidad”, así que cuanta menos serotonina absorba la persona, más sensible será ante estímulos emocionales.

Pero ¡ojo! La predisposición genética por sí misma no ha sido demostrada como único desencadenante de trastornos como la ansiedad o la depresión.

Es decir, que si bien se han identificado genes relacionados con la ansiedad, su influencia no es determinante y debe considerarse en conjunto con factores ambientales.

Lo más probable es que, si existe un historial de ansiedad en tu familia, no solo haya posibilidad de que exista una predisposición genética, sino que puede que también hayas aprendido la gestión (o mala gestión) del estrés y la ansiedad de tus cuidadores. 

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Si crees que tienes una predisposición genética a la ansiedad, o vienes de una familia en que la ansiedad siempre fue algo presente, puedes verlo como algo positivo: ¡ahora puedes desmitificarla y comprender que no es simplemente un problema de debilidad o falta de control emocional!Lo mejor que puedes hacer en estos casos es iniciar un viaje de autoexploración para:Reconocer tus propios motivos de ansiedad y ser consciente de tus desencadenantes, para así anticipar y manejar mejor los episodios de ansiedad.Incorporar rutinas de autocuidado en tu vida diaria.Aquí puedes ver distintas técnicas que puedes probar para combatir la ansiedad en casa.

9. Pensamientos intrusivos y rumiaciones

Existen patrones mentales que pueden ser motivos de ansiedad.

  • Los pensamientos intrusivos son pensamientos involuntarios y repetitivos que surgen en la mente de manera repentina e incontrolable. Pueden ser de todo tipo, desde preocupaciones sobre el futuro, hasta recuerdos dolorosos del pasado. 
  • Por “rumiaciones” entendemos la tendencia a dar vueltas repetidamente a los mismos pensamientos, preocupaciones o problemas en la mente. A diferencia de los pensamientos intrusivos, las rumiaciones son más deliberadas y conscientes, pero igual de difíciles de controlar. 

Estos procesos mentales pueden aumentar el estrés, y por supuesto alimentar y mantener la ansiedad al crear una percepción distorsionada de la realidad.

⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Para combatir los pensamientos intrusivos y las rumiaciones, puedes probar: Incluir técnicas de mindfulness para aumentar la conciencia y el control sobre los pensamientos.La terapia cognitivo-conductual para identificar y desafiar las distorsiones cognitivas.La práctica de habilidades de resolución de problemas para abordar las preocupaciones de manera constructiva. También puedes recurrir a la segunda herramienta que comparto en mi masterclass gratuita: “De la ansiedad a la calma:2 estrategias prácticas para recuperar la calma”ACCESO GRATUITO

10. Resistencia al cambio y dificultad de adaptación

Algunas personas pueden tener la tendencia de aferrarse a situaciones familiares y predecibles, incluso cuando es evidente que el cambio es necesario o inevitable. 

Esta resistencia al cambio puede generar o empeorar los síntomas de ansiedad, ya que:

  • Se basa eminentemente en el miedo: el temor a lo desconocido puede desencadenar una respuesta de estrés y activar los mecanismos de defensa del cuerpo.
  • Puede involucrar también una percepción de amenaza: ya sea para la seguridad o el bienestar personal, lo cual lleva a un estado de hiper-vigilancia que promueve la ansiedad.
  • Involucran casi siempre la pérdida de control percibido: en especial si las personas perciben que no tienen influencia sobre los eventos que ocurren a su alrededor. 
⚙️ Herramientas para contrarrestar esta causa de la ansiedad:Para abordar la resistencia al cambio y la dificultad de adaptación, y reducir así su impacto en la ansiedad, es importante fomentar la flexibilidad mental y desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas. Esto puede incluir prácticas de mindfulness para cultivar la aceptación del momento presente, así como también el apoyo social y la conexión con otras personas que han pasado por experiencias similares.

👉 Ahora que conoces las causas de ansiedad más comunes, ¿quieres empezar a combatirlas?

Conocer las causas más comunes de la ansiedad es el primer paso hacia el camino de la recuperación y el bienestar.

Sé que muchas veces este conocimiento puede ser abrumador, ¡pero mi intención es que sea todo lo contrario!

El conocimiento debe empoderarnos, ya que al comprender mejor cómo funcionamos, podemos enfrentar mejor los desafíos que nos encontramos.

Facebook
Twitter
LinkedIn

- Masterclass gratuita 30 minutos -

De la ANSIEDAD a la CALMA

El método (respaldado por la medicina) para recuperar la tranquilidad y la paz mental, no sólo en el día a día, sino también en momentos de crisis