Qué no decir a una persona con ansiedad

Picture of Dra. Lourdes Tomás

Lo más probable es que tengas alguna persona amiga o conocida que sufra de algún tipo de ansiedad.

En España, 6,7% de la población padece de trastorno de ansiedad, y un 10,4% experimenta síntomas de ansiedad. 

Ya sea de forma permanente (como la ansiedad crónica) o esporádica (como la ansiedad reactiva), es muy importante que tengas las herramientas adecuadas para comunicarte con estas personas. 

Lo básico es: ¡no empeorar la ansiedad intentando ayudar!

En este artículo te ayudaré a identificar las cosas que no debes decirle a una persona con ansiedad, así puedes ayudarlas mejor.

👉 Frases y comentarios a evitar con alguien que tiene ansiedad

Más que saber qué decir, primero tenemos que saber qué NO decir a una persona con ansiedad para no empeorar la situación.

Decir las palabras equivocadas puede intensificar la ansiedad y hacer que la persona se sienta incomprendida o juzgada. 

Veámoslo en detalle: 

Cosas que no debes decirle a alguien con ansiedad

Primero analicemos las frases más obvias que no debemos utilizar, pero que aún así, suelen ser comunes.

Porque para la persona que no sufre de ansiedad, lidiar con síntomas ansiosos de otras personas puede resultar agotador o frustrante. 

No obstante, aunque la primera reacción sea decir algunas de estas frases, ¡debes intentar evitarlas! 

Aquí te explico por qué:

Qué no decir a una persona con ansiedad¿Por qué?
«No es para tanto, estás exagerando».Decirle a una persona que está exagerando puede hacer que se sienta aún más aislada y menos comprendida, sensaciones que suelen acompañar de por sí a episodios de ansiedad.
«Solo necesitas pensar positivo».La ansiedad (como fenómeno biológico y psicológico natural del ser humano) muchas veces puede ser difícil de manejar solo pensando en positivo. Esta frase puede invalidar los esfuerzos que la persona ya está haciendo para manejar su ansiedad.
«Relájate, todo está en tu cabeza».Esta frase podría sugerir que la ansiedad que está experimentando la persona es imaginaria o exagerada. 
«Tienes que superarlo».Esta frase puede hacer que la persona sienta que su ansiedad es una debilidad personal, en lugar de una condición que requiere comprensión y tratamiento.

Expresiones comunes que pueden empeorar la ansiedad (aunque parezcan amables)

Algunas frases comunes pueden estar disfrazadas de empatía, pero en verdad hacen más mal que bien.

Cuando interactúas con alguien que sufre de ansiedad, lo primero es evitar frases que minimicen sus sentimientos o le resten importancia a lo que está sucediendo.

Por ejemplo:

Qué no decir a alguien con ansiedad¿Por qué?
«No te preocupes tanto, todo estará bien».Esta frase podría hacer que la persona se sienta culpable por preocuparse.
«Deberías estar agradecido/a por lo que tienes».Comparar las experiencias de la persona que está experimentando ansiedad con las de otras puede provocar culpa o vergüenza.
«Sé cómo te sientes, yo también me pongo nervioso/a a veces».Esta frase, aunque disfrazada de empatía, compara la experiencia de un nerviosismo diario con la ansiedad, y puede hacer que la persona se sienta incomprendida.

Por qué ciertas palabras afectan a las personas con ansiedad

Las palabras tienen mucho poder.

Las palabras de otra persona (más aún de una persona a quien estimamos o queremos mucho) pueden impactar en cómo percibimos nuestro entorno y cómo nos percibimos a nosotras mismas. 

Como regla general, debemos intentar evitar:

  • Minimizar la experiencia de la otra persona (sugiriendo que la ansiedad puede superarse de forma fácil, o haciendo que sienta que sus problemas no son serios).
  • Aumentar la culpa o la vergüenza que puede venir aparejada con la ansiedad (esto es, diciendo que la persona debería ser capaz de controlar su ansiedad, o sugiriendo que la ansiedad es una falla o una elección).
  • Presionar o generar expectativas poco realistas (por ejemplo, con la idea de que la persona debería ser capaz de “eliminar su ansiedad para siempre”).

La empatía, la validación y el reconocimiento de la realidad de su experiencia son claves para ayudar a alguien que enfrenta la ansiedad. 

👉 Mejorando la comunicación con personas ansiosas

Si bien las palabras que usamos son importantes, también lo son los demás elementos presentes en la comunicación humana:

Los gestos, el tono de la voz, el volumen, y el lenguaje corporal que acompaña. ¡Y también ESCUCHAR!

Veamos cómo podemos mejorar la comunicación con otras personas a través de todos estos elementos.

Cómo expresar apoyo sin causar más estrés

El primer paso para poder ayudar a una persona con ansiedad, es entender cómo se siente.

Solo si sabemos cómo se siente, podemos practicar la empatía.

La empatía es una manera de conectarse con la emoción que otra persona está experimentando; no requiere que hayamos vivido la misma situación que ellas están pasando, pero sí recordar o reflexionar sobre sentimientos que nos resultan incómodos. Reconocemos sentimientos como frustración, nerviosismo o confusión y tratamos de adoptar esa perspectiva con otra persona. (Dra. Brené Brown)

Para poder ENTENDER a la otra persona, es necesario:

  • Practicar la escucha activa: es decir, escúchale sin interrumpir, y haz preguntas abiertas que permitan a la persona expresar sus sentimientos y pensamientos. Solo conociendo la experiencia de la otra persona puedes practicar empatía.
  • Preguntar cómo puedes ayudar: muchas veces tendemos a querer ayudar forzadamente, pero quizás lo que hacemos no es lo que la persona está necesitando. Lo mejor que puedes hacer es preguntar: “¿cómo puedo ayudarte en este momento?”

Una vez que has entendido lo que está experimentando la otra persona y eres capaz de “ponerte en sus zapatos”, puedes saber cómo ayudarla mejor.

Consejos para una interacción respetuosa y comprensiva

En general, cuando te comunicas con alguien con ansiedad o una persona que está experimentando síntomas de salud física o mental molestos, recuerda:

  • Mantener la calma, ya que tu serenidad puede ayudar a la persona a sentirse más segura y menos estresada.
  • Ofrecer tu presencia, en vez de soluciones. 
  • Respetar el espacio y tiempo de la otra persona; no la presiones a hablar si no quiere.

Y, por supuesto, recuerda siempre que si ves que el estado de la persona es lo suficientemente preocupante, sugiere la asistencia de un profesional de salud.

Comunicación empática: alternativas a lo que no se debe decir

Si estás buscando alternativas empáticas y comprobadas para poder comunicarte con una persona con ansiedad sin hacerle daño o empeorar sus síntomas, aquí te dejo los siguientes artículos:

> Claves sobre cómo ayudar a una persona con ansiedad.

> Cómo ayudar a una persona con ansiedad a distancia.

> +50 frases de ejemplo que puedes decirle a una persona con ansiedad.

👉 Ahora ya sabes cuáles son las cosas que no debes decirle a una persona con ansiedad

Como ves, si practicas la empatía, la validación y el reconocimiento de la realidad de la experiencia de la otra persona, sabrás exactamente qué no decir a alguien con ansiedad.

Ya sea para ti, o para tu ser querido con ansiedad, quiero invitarte a descargar mi masterclass gratuita:

“De la ansiedad a la calma: 2 estrategias prácticas para recuperar la calma”

Clic aquí para acceder a la Masterclass GRATIS

En ella, doy una explicación amena de los fundamentos científicos de la ansiedad, y dos estrategias prácticas para controlarla. 

¡Espero que te sea útil!

Facebook
Twitter
LinkedIn

- Masterclass gratuita 30 minutos -

De la ANSIEDAD a la CALMA

El método (respaldado por la medicina) para recuperar la tranquilidad y la paz mental, no sólo en el día a día, sino también en momentos de crisis