Cómo eliminar la ansiedad para siempre

Picture of Dra. Lourdes Tomás

En un mundo en donde la productividad y los resultados son lo más importante (o al menos, es lo que nos hacen creer), la ansiedad puede volverse un síntoma muy inconveniente. 

¿Perder tiempo imaginando escenarios catastróficos? ¿No poder concentrarse porque nos aprieta el pecho? No, nadie tiene tiempo para eso.

Por eso, el primer instinto para muchos es buscar la manera de quitar la ansiedad para siempre de sus vidas. 

Pero…

  • ¿Es esto posible?
  • ¿O es siquiera conveniente?

En este artículo te quiero proponer una nueva manera de ver las cosas, diferente a lo que podrías haber considerado hasta ahora.

¿Te animas a probarla? 

👉 ¿Se puede eliminar la ansiedad para siempre?

Esta pregunta la puedes responder por tu cuenta una vez que entiendes qué es, exactamente, la ansiedad.

La ansiedad es una respuesta natural y adaptativa del cuerpo frente a situaciones percibidas como amenazantes o estresantes. Desde el punto de vista biológico, implica una serie de respuestas hormonales y emocionales que nos permiten prepararnos y reaccionar de forma adecuada ante estas amenazas.

Dicho esto… ¿te parece que una respuesta tan útil, que ha permitido al ser humano sobrevivir todos estos millones de años, se puede eliminar así como así? 

Exacto, quitar la ansiedad para siempre no es posible, ni deseable, porque es una reacción normal y útil.

  • Por ejemplo: cuando nos encontramos ante un proyecto laboral nuevo, sentimos presión y ansiedad porque queremos hacerlo bien y causar una buena impresión, y eso nos lleva a prestar más atención y poner más esfuerzo. ¡Aquí la ansiedad es útil!

Ahora bien, cuando la ansiedad se vuelve persistente, abrumadora o interfiere con nuestras actividades diarias, se convierte en un problema. 

En estos casos, más que pensar en eliminar la ansiedad para siempre, lo que debemos hacer es aprender a gestionarla y controlarla

Así que, para el propósito de este artículo, hablaremos de cómo eliminar la ansiedad para siempre refiriéndonos a la ansiedad problemática. 

👉 Consejos para eliminar la ansiedad para siempre

Quitar la ansiedad de una vez por todas, refiriéndonos a esa ansiedad problemática y paralizante, es más bien un proceso que una acción puntual. 

Lo que podemos hacer para eliminarla es entrenar a nuestro cuerpo y a nuestra mente para que puedan identificarla y gestionarla de manera efectiva. Así, cuando nos encontramos ante situaciones estresantes o amenazantes, podemos mantener la ansiedad en un nivel útil, y no paralizante. 

Para lograrlo, estas son las 5 prácticas que te recomiendo incorporar a tu día a día: 

1. Incorporar ejercicio regular para calmar la ansiedad

El ejercicio físico regular es un componente fundamental en la gestión de la ansiedad. 

Cuando nos ejercitamos, nuestro cuerpo libera endorfinas, neurotransmisores que actúan como analgésicos naturales y generan una sensación de bienestar. 

Estas endorfinas ayudan a reducir los niveles de estrés y ansiedad al tiempo que mejoran nuestro estado de ánimo. Además, el ejercicio promueve la liberación de serotonina y dopamina, relacionados con la regulación del estado de ánimo y la sensación de placer.

En síntesis, ¡el ejercicio ayuda a liberar tensiones! Y no solo cuando estás experimentando ansiedad, sino que prepara a tu cuerpo para los momentos en que esta se presente en el futuro.

Mi recomendación es que puedas realizar al menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana. Esto puede incluir caminar, correr, nadar, practicar yoga o cualquier otra actividad que disfrutes. 

Y si no puedes, aquí te adjunto una serie de ejercicios guiados por un entrenador personal que puedes hacen en casa.

📹 Ejercicio físico guiado en casa

Eso sí, intenta que el momento de ejercicio (sobre todo si es competitivo o muy extenuante) no sea muy cerca del momento de ir a la cama, porque podría interferir con el segundo consejo, que es…

2. Priorizar un sueño reparador para reducir la ansiedad

Durante el sueño, nuestro cuerpo lleva a cabo procesos de reparación y consolidación de la memoria, además de regular la actividad de diversas hormonas y neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo y el estrés.

La falta de sueño o un sueño de mala calidad pueden aumentar los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y esto a su vez puede contribuir a un estado de ansiedad y afectar negativamente nuestra capacidad para gestionarla.

Algunos consejos generales para mejorar la calidad del sueño son:

  • Mantener una rutina de sueño regular.
  • Limitar el consumo de cafeína y pantallas antes de dormir.
  • Crear un ambiente propicio para el descanso (aquí te comparto consejos para calmar la ansiedad en casa que también te pueden ayudar en este punto).

Además, también puedes aumentar la calidad de tu descanso si practicas técnicas de relajación antes de acortarte. Te adjunto esta técnica de preparación para alcanzar un sueño de calidad.

🔊 Técnica guiada para la protección del sueño

3. Practicar la atención plena y la meditación diaria

¿Cuántas veces te has encontrado pensando la misma cosa una y otra vez, recreando un hecho que pasó, o barajando distintos escenarios ficticios en tu cabeza de lo que puede llegar a pasar?

¿Cuánto tiempo pasas por día pensando en qué hubiese pasado si, o qué pasaría en el caso que…?

La “rumiación” de pensamientos es una de las causas más comunes de la ansiedad, porque nuestro cuerpo interpreta estas amenazas imaginarias como amenazas de verdad, provocando la reacción hormonal en cadena que te he explicado antes.

Lo más cercano que existe a eliminar ansiedad para siempre, es cortar con estos pensamientos y practicar activamente el estar conscientes del momento presente sin juzgarlo. 

Esto es lo que propone la práctica de mindfulness. 

Durante la meditación que plantea el mindfulness, se fomenta la concentración en la respiración, las sensaciones corporales o los pensamientos, lo que ayuda a entrenar la mente para enfocarse en el presente y dejar de lado preocupaciones futuras o remordimientos pasados que pueden alimentar la ansiedad.

Desde un punto de vista fisiológico, esta práctica ha demostrado ser capaz reducir la activación de la amígdala, una región del cerebro involucrada en la respuesta al miedo y al estrés. 

¿Te animas a probarla? En este artículo sobre cómo calmar la ansiedad te propongo varios ejercicios sencillos que puedes experimentar ahora mismo. 

Te adjunto también una técnica muy beneficiosa para practicar la templanza emocional

🔊 Técnica guiada de presencia del positivo

4. Adoptar una dieta saludable libre de estimulantes

Todo nuestro cuerpo y nuestro sistema endocrino está ligado de forma íntima a nuestra alimentación.

Piensa que lo que consumes es combustible para tu cuerpo, y su desempeño depende de la calidad de este. 

En mi libro “La salud, tu mejor talento” profundizo en los detalles sobre cómo llevar una alimentación equilibrada y saludable para mantener el funcionamiento óptimo del cerebro y el sistema nervioso.

En este artículo sobre “cómo acabar con la ansiedad para siempre”, sin embargo, me gustaría hacer hincapié en la importancia de una dieta libre de unos componentes conocidos por exacerbar la ansiedad de manera desproporcionada:

Los estimulantes. 

  • La cafeína, presente en el café, el té y algunas bebidas energéticas, puede aumentar los niveles de cortisol y adrenalina, lo que puede aumentar a su vez los síntomas de ansiedad y dificultar la conciliación del sueño.
  • Por otro lado, el azúcar refinado puede provocar fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre, y esto puede afectar el estado de ánimo y la energía.

Prueba disminuir o eliminar estos estimulantes de tu dieta por un tiempo, ¡y verás que experimentarás cambios casi de inmediato!

5. Fomentar las interacciones sociales y el apoyo de amigos

¿Has podido ayudar a una persona con ansiedad alguna vez? ¿Verdad que casi siempre la otra persona se siente mejor después de esta interacción? 

Y es que las relaciones sociales y el apoyo emocional son aspectos fundamentales para nuestra salud mental y el bienestar emocional. 

La interacción social activa la liberación de hormonas como la oxitocina, conocida como la «hormona del amor», y la dopamina, relacionada con la sensación de placer y bienestar. 

Además, contar con una red de apoyo social puede proporcionar un espacio seguro para compartir preocupaciones, buscar consejos y recibir consuelo en momentos de dificultad. 

Aún en el caso en el que no quieras compartir tus preocupaciones con los demás, un simple rato de charla, compartir una comida con seres queridos, o ver a amigos que no ves hace tiempo, puede hacer que tu cuerpo y tu mente se relajen y gestionen mucho mejor la ansiedad. 

👉 Conclusiones sobre cómo eliminar la ansiedad para siempre

Te prometí un artículo diferente sobre cómo acabar con la ansiedad para siempre, ¿verdad?

Es porque no quiero invitarte a quitar la ansiedad de tu vida, sino a cambiar tu perspectiva sobre ella. 

Gestionar la ansiedad implica desarrollar habilidades y estrategias para manejarla cuando surge, reconociendo que es una parte natural de la experiencia humana. En lugar de permitir que la ansiedad nos paralice o nos abrume, podemos aprender a utilizarla como una señal de que algo en nuestra vida necesita atención o cambio.

Es decir, que podemos dejar de verla como una enemiga, y empezar a verla como una oportunidad. 

La ansiedad puede ser un impulso para el crecimiento personal, siempre y cuando aprendamos a manejarla de manera constructiva.

¿Eliminar la ansiedad de una vez por todas? Más bien, cambiar tu perspectiva de la ansiedad de una vez por todas. 🙂

Facebook
Twitter
LinkedIn

- Masterclass gratuita 30 minutos -

De la ANSIEDAD a la CALMA

El método (respaldado por la medicina) para recuperar la tranquilidad y la paz mental, no sólo en el día a día, sino también en momentos de crisis